Camino al nuevo quinquenio

Se está ya en un proceso de transición, la población tiene diferentes expectativas de cómo el nuevo gobierno tomará la iniciativa en las necesidades que tiene cada sector social, cada actor social tendrá su propia visión o agenda, la cual impulsa para que el próximo presidente la conozca y considere en sus planes, claro se debe valorar si encaja en la propuesta o plataforma que se ofertó a la población. En este aspecto debe considerarse como algo trascendente la posibilidad de que todos los sectores del país sean capaces de proponer una agenda nacional que se convierta a la vez en un plan de nación y no como siempre ha pasado que son acciones de gobierno de turno y que esté llega a eliminar o sustituir planes o programas de sus antecesores sin medir la incidencia que los planes puedan tener en la población.

El presidente electo, ya inició a presentar a sus funcionarios, como publicista, lo hace poco a poco, así mantiene presencia en los medios permanente y a sus simpatizantes les da de qué hablar y los mantendrá en acción partidaria, cabe destacar que para muchos es imprescindible estar en los medio, aunque sea en mal que hablen de ellos, es bueno; lo relevante en el caso de los nombramientos es valorar la capacidad de cada funcionario y su llenarán las expectativas que el cargo a merita. ¿Existe méritos o pago de cuotas de poder? Es la interrogante que lo hechos demostrará con el tiempo, se debe recordar que GANA, fue el partido dio su logística y bandera para que fuese candidato el presidente electo y que en el presente es la fracción Legislativa con la que cuenta, en consecuencia o es de esperar que tenga indigencia en el nuevo gobierno.

La seguridad , la economía, las relaciones internacionales, son temas que generan interés a la población y en éste último la funcionaria nombrada ya realizó comentarios donde dice “¿Cómo vas a morder la mano que te da de comer? Este comentario para mucho parece un acto de sumisión, claro el país no tiene poderío militar  ni económico, sin embargo podría considerarse que no existe ni una pizca de dignidad humana, y  se deja otro mensaje:» promete fortalecer relación con EUA y no “comulgar” con gobiernos no democráticos» ¿a quienes se ha de referir?  ¿Será otro gobierno que califica de democrático a otros y el país repetirá el calificativo? El Salvador, debe ser responsable y respetuoso de la libre determinación de los demás pueblos y si fuera posible o necesario apoyar a otros pueblos a resolver los conflictos que se den, se supone que este país es ejemplo al mundo de resolución de conflictos, error si se toma bandera a favor de intereses que al final perjudiquen a los pueblos y favorezca a intereses económicos. El Salvador, no debería ser un país dependiente en lo relativo a las relaciones exteriores.

En el campo interno Será muy interesante observar como los nuevos funcionarios establecen mecanismos o estrategias para combatir la evasión y la elusión que son aspectos muy importantes para la recaudación de fondos por parte del Estado y los empresarios criollos han estado acostumbrados a manejar una doble contabilidad con el fin de no realizar su responsabilidad de tributar.

En el caso del movimiento social, debe de valorar el ser pro positivo, vigilante y no sometido a intereses partidarios, es decir independientemente de la ideología de los dirigentes, el movimiento social pertenece al pueblo y no partidos políticos

Los intereses de país deben prevalecer, se espera que el nuevo gobierno apoye a los sectores más necesitado, que el próximo presidente sea un estadista y que las decisiones sean bien razonadas y no producto de presiones, de venganza política, ni de exabrupto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *