La producción de plátano en pequeña escala en El Salvador

El salvador es un país pequeño con una extensión aproximada de 20 mil kilómetros cuadrados, una alta tasa poblacional que ronda casi los 7 millones de habitantes dentro de las fronteras y más de 3 millones fuera de las fronteras, con lo que se ve amenazado por su propio crecimiento, esa lógica nos hace pensar que en el agro es donde se genera la vida de los millones de personas que a diario consumimos alimentos y que bien cuando estos son producidos en nuestro país y por manos salvadoreñas.
En esta ocasión hablaremos de un cultivo que en los últimos años a tomado preponderancia y se perfila como un buen sustituto que permita a las ya cansadas tierras el poderse recuperar ya que es un cultivo de larga duración ya que puede mantenerse hasta por dos o mas años, nos referimos al cultivo del plátano. El plátano es una fruta rica en fibra, potasio, e hidratos de carbono, que solo aporta unas 20 calorías más que una manzana.
Tal y como dice el refrán: “Oro parece…” Y lo parece tanto por fuera como por dentro, pues las bondades nutricionales del plátano son muchas, hasta el punto de que se trata de una de las frutas más consumida en nuestro país, donde se producen estimada mente unas 3,574 manzanas, con una producción de 78,000 Toneladas métricas de frutas, lo cual no satisface la demanda de ese producto, ya que según datos del Centro Nacional De Tecnología Agropecuaria Y Forestal “Enrique Álvarez Córdova”. para el 2007 se tuvo que importar 34,717 Tm, representando una fuga de divisas de (U.S. $ 3,005,082).
Detrás de esa popularidad hay un buen puñado de bondades nutricionales, ya que “las propiedades nutritivas del plátano lo distinguen como una de las frutas frescas de mayor aporte calórico por 100 gramos de alimento neto. Por otro lado, su composición destaca por su elevado aporte de hidratos de carbono y bajo en grasa y proteína, aunque el tipo de hidrato de carbono en el plátano varía en función del grado de madurez, de modo que las piezas más verdes presentan mayor proporción de almidón, y las más maduras de sacarosa, fructosa y glucosa. Junto a ello, el plátano presenta cantidades variables de taninos, inulina y fructooligosacáridos no digeribles”, explica Losune Zubieta Satrústegui, graduada y diplomada en Nutrición Humana y Dietética, Máster en Nutrición Clínica, y miembro del Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra en España.
En cuanto a su aporte en minerales destaca su contenido en potasio y magnesio, así como un bajo aporte de sodio. “Del mismo modo, el plátano es una fuente natural de fibra, y su contenido en vitaminas es muy interesante, ya que aporta vitamina B6 y vitamina C, además de mucho potasio y manganeso”.
La suma de todas las propiedades nutricionales del plátano lo convierte en una fruta ideal para casi cualquier persona gracias a los beneficios que aporta a la salud. “Al ser fuente de potasio, el plátano puede considerarse como una fruta cardioprotectora, pues este mineral contribuye a mantener en niveles normales la presión arterial”, Y a eso se une, además, que la vitamina B6 junto con la vitamina C “contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario y ayudan a reducir el cansancio y la fatiga”.
El magnesio que aporta ayuda al buen funcionamiento del intestino, del sistema nervioso y de los músculos, además de mejorar el sistema inmunitario. “El plátano también contiene compuestos fitoquímicos que podrían ser de interés para la salud, tales como catequinas, gallocatequinas y epocatequinas, así como taninos”.
Hoy que conocemos algunas de sus bondades veamos como se cultiva y cuales son los mejores lugares para su mejor desempeño: El Plátano es una planta herbácea, perteneciente a la familia de las Musáceas, que consta de un tallo subterráneo (Cormo o Rizoma) del cual brota un Pseudotallo aéreo; el Cormo emite raíces y yemas laterales que formaran los hijos o retoños. Morfológicamente, el desarrollo de una planta de Plátano comprende tres fases: Vegetativa, Floral y de Fructificación.
Fase Vegetativa. -Tiene una duración de 6 meses y es donde en su inicio ocurre la formación de raíces principales y secundarias, desarrollo de pseudotallo e hijos.
Fase Floral. -) Fase Floral. -Tiene una duración aproximada de tres meses a partir de los seis meses de la fase vegetativa. El tallo floral se eleva del Cormo a través del pseudotallo y es visible. hasta el momento de la aparición de la ásta el momento de la aparición de la inflorescencia.
Fase de Fructificación. -) Fase de Fructificación. -Tiene una duración y ocurre después de la fase floral, en esta fase se diferencia las flores masculinas y las flores femeninas (dedos) y hay una disminución gradual del área foliar y finaliza con la cosecha, el tiempo desde inicio de la floración a la cosecha del racimo es de 81 a 90 días.
Para su cultivo se requiere de ciertos tipos de suelo que le permitan un mejor aprovechamiento de la plantación con relación a la cosecha que se ve reflejada según lo antes expuesto a los 12 meces mas o menos, Se requieren suelos con profundidad no menor a 1.2 mts., sin problemas internos de drenaje, de textura Franco arenosa muy fina, Franco limoso o Franco arcillo limoso y un Ph de 5.5 a 7.0
Preparación del terreno. -Una vez seleccionado el terreno, se pueden considerar las siguientes recomendaciones: Control de malezas (manual o mecanizada eliminando la implementación de químico con la finalidad de resguardar la calidad del suelo y de vida de los consumidores), preparación del suelo (manual o mecánico), araduras, rastras, estaquillado y ahoyado.
Pero no todo es tan fácil como se ve, es necesario conocer otros aspectos que pueden hacer la diferencia y nos referimos a los costos de producción que se generan para lograr una cosecha de una manzana de terreno, en la que según los datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería es de $2,034.56 esto sin tomar en cuenta los costos que significa la tenencia de la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *