Tipos de tecnología en el campo y por qué aplicarlas

El uso de la tecnología en el campo como un nuevo paradigma

Estos nuevos esquemas traen consigo ideas y aproximaciones muy distintas en cuanto a la forma de manejar los cultivos desde sus fases iniciales, en donde la tecnología marca las directrices en labores como el análisis de los suelos, administración de fertilizantes, revisión de niveles de nutrientes en plantas y suelos, momentos de siembra y necesidades fitosanitarias.

Así mismo, la tecnología hoy en día permite, incluso, cosechar de modo automatizado, con mínima intervención humana.

El uso de esta nueva tecnología en la agricultura, por otro lado ha abierto un debate ético, en cuanto al futuro de los pequeños agricultores, por un lado, y por el otro con respeto a la posible pérdida de muchos puestos de trabajo, al ser suplantada la mano de obra por la labor de las máquinas.

Sin embargo, eso es algo que no se sabe si realmente llegue a ocurrir. Para muchas labores aún es requerida la capacidad de razonamiento humana.

Lo que sí es un hecho, es que la incorporación de procesos de cultivos automatizados, está tomando cada vez más fuerza en muchos países, sobre todo en los más desarrollados, y se está extendiendo en el resto del mundo.

Tipos de tecnología en la agricultura

Dentro de los varios procesos tecnológicos que conforman la tendencia tecnológica en el campo, se mencionan como los más importantes:

1. La tecnología química: comprende la rama conformada por la creación, desarrollo y uso de fertilizantes, nutrientes, plaguicidas y procedimientos fitosanitarios de origen químico. Podríamos afirmar que se trata de la más antigua forma de tecnología en la agricultura.

2. La tecnología mecánica: incluye todos los procesos donde están involucradas maquinarias, tales como sembradoras, tractores, recolectores, surcadoras, fumigadoras, entre otros. Todas estas maquinarias facilitan los procesos de cultivos y hacen que transforman la agricultura hacia niveles más industriales.

3. La tecnología biológica: está conformada por las investigaciones en el campo genético e incluye la creación de semillas, nutrientes, fertilizantes, y plaguicidas a partir de modificaciones genéticas en las células. Aquí caemos en el terreno de los llamados transgénicos, que no son otra cosa que los productos resultados de las modificaciones genéticas. Estos tienen sus defensores y sus detractores, pero más allá del debate abierto en torno a sus beneficios o perjuicios, es importante señalarlos como parte de esta tendencia tecnológica.

4. La tecnología de la agricultura orgánica: aquí se incluyen todos los procedimientos, recursos y productos de origen orgánico natural. Para muchos puede no ser parte de esta tendencia; sin embargo la FAO considera a la agricultura orgánica como la más sustentable y beneficiosa para la humanidad, lo cual nos da una idea de su importancia. Por otro lado, así como existen productos fertilizantes, nutrientes, pesticidas y plaguicidas de origen químico, igualmente los hay de origen orgánico y ecológico, muchos de los cuales son fabricados a gran escala.

5. La tecnología informática: una de las más recientes, de las tecnologías en la agricultura, conformada por una variedad de programas, mejor conocidos como Software Agrícola. Desde aplicaciones para el teléfono celular, hasta plataformas digitales, estos permiten administrar, monitorear, proyectar y manejar los procesos de cultivo, de un modo completamente automatizado, lo que se conoce como manejo integral informático. Los hay de distintos tamaños y capacidades.

Software ERP AgrícolaLogismic ERP Agrícola: un robusto sistema de control para el campo desarrollado por Logismic Software.

6. La tecnología satelital y los drones con GPS: forman parte fundamental de la agricultura de precisión, muy en boga en los países desarrollados, así como en algunos países en vías de desarrollo como Argentina, Brasil, y en México cada vez se ha ido implementando en más y más regiones. Incluso ya existen drones de manufactura nacional, desde el 2010.

La idea tras el uso de estos drones, dotados con GPS, es hacer varias funciones sobre los campos. Entre las más importantes está el poder fotografiar los campos, generar informes de nutrientes e indicar necesidades en cuanto fertilizantes, lo cual es logrado por medio de sensores, capaces de leer el calor y así conocer las carencias minerales.

Para muchos, los drones sustituyen la función de los satélites, quienes en principio llevaban a cabo esta función, pero de modo más remoto. Esto resultaba ser más costoso, por lo que los drones se consideran un avance muy importante en la tecnología en el campo.

7. La tecnología robótica: este tipo de tecnología es de última generación. Es bastante reciente, y principalmente es usada en los cultivos de la llamada agricultura de precisión. Se encuentra en una fase bastante experimental, y se pretende usar en labores realizadas por los seres humanos, como el deshoje de algunos cultivos o los tractores sin conductor.

Una vez esbozado nuestro esquema nos enfocaremos en resaltar las principales razones por las que es importatnte el uso de la tecnología en el campo, enfocándonos en las ventajas de cada una de las diversas tecnologías agrícolas.

1. Bien se trate de productos de origen químico u orgánico, los cultivos necesitan fertilizantes, nutrientes, así como ciertos procesos fitosanitarios para erradicar las plagas y mantener las plantaciones sanas, para obtener las mejores cosechas. Por lo tanto es imprescindible su uso.

2. Por supuesto, de cara a un mejor manejo agrícola, los procedimientos orgánicos son los mejores, tanto a nivel de la nutrición y fertilización de los suelos, así como en el control de las plagas. Sin embargo siempre esta decisión queda en manos de los agricultores, quienes en última instancia deciden a conciencia qué tipo de productos o técnicas utilizar, de acuerdo a sus necesidades y posibilidades.

3. Las maquinarias son vitales, sobre todo en los cultivos de gran tamaño, donde se requiere la preparación de los suelos, el arado, la siembra, la recolección, así como en los procesos de fumigación, bien sea a nivel de tierra o aéreos. Es impensable, hoy en día, hacer cultivos en grandes extensiones de tierra a cielo abierto, y no usar tractores, cosechadoras o canalizadores.

4. Para el manejo automatizado de los cultivos nada como contar con un buensoftware agrícola, con el cual podamos llevar el control de todos los procesos, desde la siembra, las cosechas, el monitoreo, así como la contabilidad, el pago de la nómina, el control de los costos, etc.

5. Por último, si trabajamos con agricultura de precisión, el uso de recursos satelitales y drones dotados con GPS, es fundamental para lograr los resultados deseados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *